En proceso de construcción... 



Procesar condiciones comerciales de albaranes

Es un proceso mediante el cual se repasan todos los albaranes que se crean a partir de los TCAV de pedidos de venta (tanto el de líneas como el de cabeceras), y se contrastan con las condiciones comerciales que se tienen con el cliente.

Para que un albarán se procese, es necesario que su situación sea la de ‘enviado’ (ya se ha gestionado todo el pedido y se ha mandado por transportista), y que la fecha del albarán tenga como mínimo 7 días de diferencia con la fecha actual. También se podrán filtrar estos albaranes según su serie.

Una vez pasado el proceso, los albaranes cambiarán su situación de ‘enviado’ a ‘condiciones comerciales aplicadas’, para así saber que ya han sido procesados.

Procesar líneas pendientes de pedidos de ventas vinculadas a compras

A través de él se procesan todas las líneas pendientes de pedidos de venta que tengan vínculos con líneas de pedidos de compra, para controlar en el almacén que artículos nos quedan por servir o por recibir.

Se realizan una serie de acciones dependiendo del tipo de pedido de venta que sea:

  • Si es un pedido interno, que viene siendo cuando nuestro propio almacén como cliente es el que realiza el pedido de material, puede ocurrir lo siguiente:

⊕ Si la línea del pedido de compra vinculada está totalmente recibida, marca la línea del pedido de venta como servida.

⊕ Si la línea del pedido de compra vinculado está recibido parcialmente:

⇒ Si el proveedor gestiona restos, no hace nada, quedan esas cantidades pendientes.

⇒ Si el proveedor no gestiona restos:

– Cambia la cantidad de la línea del pedido de compra, para anular la línea.
– Añade una nota a la línea de compra para indicarlo.

Ejemplo: Si tenemos en la línea del pedido de compra cantidad 5 y recibidas 3, nos quedarían 2 unidades pendientes de recibir, al pasarle el proceso, la cantidad pasaría a 3 para igualarse con la cantidad recibida que seguiría siendo 3, y de esta forma no nos quedaría nada pendiente.

En la descripción de la línea se nos pondría una nota aclaratoria del proceso, informándonos de las cantidades cambiadas

– Cambia la cantidad de la línea del pedido de venta interno, para anular la línea.
– Añade una nota a la línea del pedido interno para indicarlo.
– Crea una nueva línea, en el pedido interno, con la diferencia.
– Añade una nota a la nueva línea del pedido interno para indicarlo.

Ejemplo: Si en la línea del pedido de venta tenemos cantidad 5 y en la línea del pedido de compra vinculada recibimos 3, esta línea del pedido de venta pasaría a ser 0 porque sino quedaría la línea con cantidades pendientes, pues al ser un pedido interno no se va a servir a ningún cliente.

Entonces, se crearía una nueva línea con la cantidad igual a la que quedó pendiente de recibir de la línea anulada, es decir, en este caso la nueva línea tendría cantidad 2, ya que en un principio se pidieron 5 y solo se recibieron 3.

En la descripción de ambas líneas, la anulada y la nueva, se nos pondría una nota aclaratoria del proceso, informándonos de las cantidades cambiadas.

  • Si es un pedido de cliente:

Modifica el color del vínculo de la línea del pedido de venta con respecto a la línea del pedido de compra vinculada, para indicar su situación, que dependiendo del color del vínculo puede ser:

⊕ Vínculo rojo: La línea del pedido de compra vinculada está pendiente.

⊕ Vínculo amarillo: La línea del pedido de compra vinculada está parcialmente recibida.

⊕ Vínculo verde: La línea del pedido de compra vinculada está recibida completamente.

Estos colores nos aparecerán representados en el campo ‘V’ de la rejilla de la ficha de pedidos de venta, y en el campo ‘EPC’ de la tabla de artículos en pedidos de venta, para indicar de esta forma si el pedido puede ser servido o no.

 

Para este proceso hay que tener en cuenta dos cosas:

– Para que un cliente sea considerado interno y por lo tanto, pueda realizar pedidos internos para nuestro almacén, el campo ‘tipo’ de la ficha del cliente debe ser el mismo que el especificado en el campo ‘tipo de cliente interno’ de la configuración de la empresa.

– Para cambiar si un proveedor gestiona restos o no, hay que marcar o desmarcar la casilla correspondiente en los datos de facturación del proveedor.

– En la configuración de la empresa hay la opción de no gestionar restos de proveedores, que cuando está marcada provoca que la parte del proceso relacionada con los restos no se ejecute. A las otras fases del proceso no les afecta y sí se realizan.




Procesar líneas pendientes de pedidos de ventas vinculadas a compras

A través de él se procesan todas las líneas pendientes de pedidos de venta que tengan vínculos con líneas de pedidos de compra, para controlar en el almacén que artículos nos quedan por servir o por recibir.

Se realizan una serie de acciones dependiendo del tipo de pedido de venta que sea:

  • Si es un pedido interno, que viene siendo cuando nuestro propio almacén como cliente es el que realiza el pedido de material, puede ocurrir lo siguiente:

⊕ Si la línea del pedido de compra vinculada está totalmente recibida, marca la línea del pedido de venta como servida.

⊕ Si la línea del pedido de compra vinculado está recibido parcialmente:

⇒ Si el proveedor gestiona restos, no hace nada, quedan esas cantidades pendientes.

⇒ Si el proveedor no gestiona restos:

– Cambia la cantidad de la línea del pedido de compra, para anular la línea.
– Añade una nota a la línea de compra para indicarlo.

Ejemplo: Si tenemos en la línea del pedido de compra cantidad 5 y recibidas 3, nos quedarían 2 unidades pendientes de recibir, al pasarle el proceso, la cantidad pasaría a 3 para igualarse con la cantidad recibida que seguiría siendo 3, y de esta forma no nos quedaría nada pendiente.

En la descripción de la línea se nos pondría una nota aclaratoria del proceso, informándonos de las cantidades cambiadas

– Cambia la cantidad de la línea del pedido de venta interno, para anular la línea.
– Añade una nota a la línea del pedido interno para indicarlo.
– Crea una nueva línea, en el pedido interno, con la diferencia.
– Añade una nota a la nueva línea del pedido interno para indicarlo.

Ejemplo: Si en la línea del pedido de venta tenemos cantidad 5 y en la línea del pedido de compra vinculada recibimos 3, esta línea del pedido de venta pasaría a ser 0 porque sino quedaría la línea con cantidades pendientes, pues al ser un pedido interno no se va a servir a ningún cliente.

Entonces, se crearía una nueva línea con la cantidad igual a la que quedó pendiente de recibir de la línea anulada, es decir, en este caso la nueva línea tendría cantidad 2, ya que en un principio se pidieron 5 y solo se recibieron 3.

En la descripción de ambas líneas, la anulada y la nueva, se nos pondría una nota aclaratoria del proceso, informándonos de las cantidades cambiadas.

  • Si es un pedido de cliente:

Modifica el color del vínculo de la línea del pedido de venta con respecto a la línea del pedido de compra vinculada, para indicar su situación, que dependiendo del color del vínculo puede ser:

⊕ Vínculo rojo: La línea del pedido de compra vinculada está pendiente.

⊕ Vínculo amarillo: La línea del pedido de compra vinculada está parcialmente recibida.

⊕ Vínculo verde: La línea del pedido de compra vinculada está recibida completamente.

Estos colores nos aparecerán representados en el campo ‘V’ de la rejilla de la ficha de pedidos de venta, y en el campo ‘EPC’ de la tabla de artículos en pedidos de venta, para indicar de esta forma si el pedido puede ser servido o no.

 

Para este proceso hay que tener en cuenta dos cosas:

– Para que un cliente sea considerado interno y por lo tanto, pueda realizar pedidos internos para nuestro almacén, el campo ‘tipo’ de la ficha del cliente debe ser el mismo que el especificado en el campo ‘tipo de cliente interno’ de la configuración de la empresa.

– Para cambiar si un proveedor gestiona restos o no, hay que marcar o desmarcar la casilla correspondiente en los datos de facturación del proveedor.

– En la configuración de la empresa hay la opción de no gestionar restos de proveedores, que cuando está marcada provoca que la parte del proceso relacionada con los restos no se ejecute. A las otras fases del proceso no les afecta y sí se realizan.



Procesar condiciones comerciales de albaranes

Es un proceso mediante el cual se repasan todos los albaranes que se crean a partir de los TCAV de pedidos de venta (tanto el de líneas como el de cabeceras), y se contrastan con las condiciones comerciales que se tienen con el cliente.

Para que un albarán se procese, es necesario que su situación sea la de ‘enviado’ (ya se ha gestionado todo el pedido y se ha mandado por transportista), y que la fecha del albarán tenga como mínimo 7 días de diferencia con la fecha actual. También se podrán filtrar estos albaranes según su serie.

Una vez pasado el proceso, los albaranes cambiarán su situación de ‘enviado’ a ‘condiciones comerciales aplicadas’, para así saber que ya han sido procesados.